Guía masculina
de la anticoncepción

Los hombres también quieren saber acerca de la anticoncepción

En general, las relaciones sexuales se asocian con emociones positivas como el placer o sentirse querido o atraído. Pero, en torno a ellas también existen dudas y temores como la posibilidad de un embarazo no planificado o las enfermedades de transmisión sexual, que son las principales preocupaciones de hombres y mujeres en el sexo.

Existe una relación muy estrecha entre las relaciones sexuales y la necesidad de métodos anticonceptivos, y aunque la anticoncepción ha sido una cuestión más femenina –porque hoy por hoy los hombres tienen menos posibilidades de regular su reproducción– ellos también quieren saber acerca de este tema.

Nuestra sociedad está evolucionando y, aunque queda mucho por avanzar en algunos aspectos, en otros, los roles femeninos y masculinos cada vez se están diluyendo más. En anticoncepción, según apuntan los expertos que han participado en esta guía en función de las situaciones que observan en sus consultas y a los datos obtenidos de la web www.pildoradeldiadespues.es, es una tendencia que: los hombres también quieren saber acerca de la anticoncepción. En este sentido, parece que los hombres cada vez se implican más en saber cómo funcionan los anticonceptivos, cuál es su eficacia, cuál es el más adecuado para cada situación y para cada tipo de pareja y también quieren conocer cómo actuar en caso de haber tenido una relación desprotegida o ante un fallo del método anticonceptivo habitual.

Un accidente o un fallo del método anticonceptivo regular, son situaciones en las que más información se requiere por el impacto que puede tener en la vida un embarazo no planificado. Según el perfil de visitas de www.ellaone.es acerca de la píldora del día después, la información sobre la anticoncepción de urgencia ya no es una cuestión solamente de mujeres y cada vez más hombres estarían interesados en conocer más acerca de este tipo de anticonceptivos.

Esta ‘Guía masculina de la anticoncepción’ ha sido elaborada pensando especialmente en el género masculino y se basa en el análisis de sus intereses, dudas y preocupaciones que han observado los profesionales sanitarios que han participado en ella. Ante todo, quiere servir como herramienta de información ante cuestiones como la elección de un método anticonceptivo, cuándo puede ser el momento de cambiarlo y cómo actuar ante una relación desprotegida o un fallo del método anticonceptivo.

Aunque nos parezca extraño... ¿Hay miedo en el sexo?

¿Existen miedos alrededor de las relaciones sexuales? Las relaciones sexuales casi siempre se asocian a cosas positivas como el placer, la intimidad con la pareja, el sentirse atraído o querido, etc… pero es cierto que también existen miedos alrededor del sexo. En el sexo se unen aspectos físicos y emocionales por lo que conocer cómo funciona nuestro cuerpo y ser plenamente conscientes de nuestras decisiones también es clave para una buena salud sexual.

¿Cuáles son los miedos más frecuentes en el sexo? Según una encuesta realizada en Estados Unidos y Europa, existen muchos miedos relacionados con la sexualidad y la anticoncepción. Los más frecuentes están relacionados con las relaciones desprotegidas y son el embarazo no planificado y las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Ambas situaciones preocupan por igual a hombres y mujeres, pero es cierto que el temor a un embarazo se acrecienta más en el caso de la mujer puesto que tendrá los mayores cambios a nivel físico, emocional y en su entorno social o laboral.

Un embarazo no planificado implica para el hombre la posibilidad de tener que asumir la paternidad con todo lo que ello conlleva desde el punto de vista jurídico, económico y emocional.

¿Y otros miedos? Los temores en los que también piensan los hombres en función de la edad son:

  • Durante la adolescencia y juventud: tamaño del pene, eyaculación precoz, la ausencia de satisfacción en la pareja o la falta de experiencia.
  • A partir de los 50 años: calidad de la erección o la pérdida de la misma.
  • Otros miedos son sentirse atractivo, cómo comportarse después del sexo… aunque éstos están más relacionados con la personalidad de cada uno.

El tipo de pareja, esporádica o estable, influye también en la percepción y en la manera de abordar estas preocupaciones.

¿Qué hacer ante la posibilidad de un embarazo no planificado? Ante cualquier relación desprotegida o fallo del método anticonceptivo habitual que pueda desembocar en un embarazo no planificado existe una segunda oportunidad: la anticoncepción de urgencia. El método más habitual en la actualidad es la píldora del día después que puede solicitarse en la farmacia sin necesidad de receta.

Si la anticoncepción de urgencia no ha sido eficaz, la pareja tendrá que abrir un proceso de comunicación para decidir si seguir adelante con el embarazo o acudir a la interrupción voluntaria del embarazo. Si se opta por esta opción, se debe acudir a centros especializados en los que se asegure la máxima seguridad y confianza.

¿Qué hacer ante una enfermedad de transmisión sexual (ETS)? Las enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea, la clamidia, algunos herpes o el virus del papiloma humano, entre otros, se transmiten a través de un contacto sexual directo. Actualmente, la ETS más grave es el VIH/Sida para la que hoy en día no existe cura.

Muchas de ellas pueden tratarse con un tratamiento antibiótico específico que siempre debe ser prescrito por un profesional sanitario. Pero, en este aspecto lo más importante es ser consciente de que la mayoría son prevenibles si se tiene una correcta salud sexual. En cualquier caso, ante la menor sospecha se deberá consultar con un especialista.

¿Qué hacer para evitar estos miedos? o ¿cómo superarlos? La mejor forma de enfrentar estos miedos y sobre todo evitarlos es fomentando la educación afectiva-sexual. El placer puede obtenerse de muchas maneras y el coito no tiene por qué ser la culminación del acto sexual, existen otros tipos de prácticas que además no conllevan riesgos.

¿Dónde puedo acudir en caso de duda? La salud sexual también es un motivo de consulta médica, ya sea en prevención, planificación familiar o tratamiento ante síntomas. La sexualidad tiene un elevado impacto en otras esferas de la vida. Principalmente, se puede acudir a ginecólogos, andrólogos –que es el equivalente del ginecólogo masculino–, matronas o sexólogos.

Muchas veces ante estos temas se busca inmediatez y confidencialidad, pero no se debe buscar en Internet y después no contrastar la información con un médico.

La vergüenza y la dejadez no ayudan en ningún caso por lo que es necesario dejar a un lado los prejuicios y buscar ayuda cuando se necesita. Contar con el apoyo de la pareja es fundamental para superar estas situaciones.

Dr. José Luis Doval Conde
Jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia
en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense

Tu papel a la hora de evitar un embarazo no planificado

¿Qué relación existe entre actividad sexual y anticoncepción? Existe una relación muy estrecha entre el uso y la necesidad de los métodos anticonceptivos y la sexualidad. En función del tipo de relación, existen unas necesidades u otras. Cuando hablamos de una relación estable, la anticoncepción tiene un papel principal mientras no se desea tener hijos y la responsabilidad es más compartida. Cuando hablamos de relaciones esporádicas, la anticoncepción se entiende como prevención de las ETS y en evitar embarazos no planificados.

Tradicionalmente, se suele asociar el protagonismo en la sexualidad al hombre y en la anticoncepción a la mujer, pero ambos conceptos son erróneos puesto que los dos miembros de la pareja tienen los mismos derechos y obligaciones.

También está muy extendida la idea incorrecta de que la reproducción es un hecho principalmente femenino, ya que es la principal “afectada” y por tanto el hombre delega la responsabilidad anticonceptiva en la mujer, siendo ellas las únicas encargadas de su cumplimiento cuando no debería ser así.

¿Qué determina el uso de un anticonceptivo u otro? La elección de un anticonceptivo u otro suele realizarse en función del conocimiento previo que tenga la pareja sobre las opciones disponibles. En España, el más utilizado históricamente es el preservativo mientras que si hablamos de métodos hormonales la píldora es la más utilizada.

¿Cómo sentirse seguro y ser responsable al hablar de anticoncepción? Es esencial que el método anticonceptivo escogido por la pareja sea resultado de una decisión informada y consensuada en la que no prime la conveniencia ni comodidad de uno sobre el otro. Las decisiones consensuadas mejoran el cumplimiento y por tanto, la efectividad de los métodos.

Es importante acudir en pareja a la consulta siempre que sea posible para que los dos tengan la misma información y puedan resolver sus dudas desde su punto de vista.

¿Qué papel puede desempeñar el hombre en la anticoncepción? Los hombres pueden y deben ser capaces de proponer el uso o el cambio de un anticonceptivo a otro. De hecho, es posible que muchas mujeres vean en este gesto un interés y compromiso por parte del hombre en jugar un papel relevante y no ser simplemente un espectador.

Hoy, los hombres tienen menos opciones para regular su reproducción porque existen pocos métodos eficaces para ellos, y a veces esto puede llevar a falta de interés y que se involucren menos en la anticoncepción.

¿Qué métodos anticonceptivos existen para los hombres? Existen dos, preservativo y vasectomía que son los más eficaces mientras que el coitus interruptus o ‘marcha atrás’ no debería ser considerado un método anticonceptivo dada su escasa eficacia.

  1. Preservativo: es el que se usa más habitualmente a cualquier edad. Solo hay que aprender cómo colocarlo y retirarlo correctamente para evitar riesgos.
  2. Vasectomía: es la técnica más eficaz y económica a largo plazo. Hoy en día, no es totalmente irreversible ya que existen técnicas para intentar revertirla. Cuando se toma esa decisión es porque no se desean más hijos, aunque a veces, y en determinadas circunstancias vitales se puede intentar recanalizar.

Respecto al coitus interruptus o marcha atrás, en la actualidad todavía se sigue utilizando con bastante frecuencia sin tener en cuenta que desde que inicia la erección, empieza a salir por la uretra el líquido preseminal que, aunque en menor cantidad, también lleva espermatozoides con el consiguiente riesgo de embarazo no planificado. Otro de sus inconvenientes es que muchos hombres no son capaces de controlar su respuesta sexual. Por todo ello, se desaconseja activamente su uso.

¿Y un método hormonal para mí? La gran mayoría de los métodos anticonceptivos actuales y los programas de salud sexual y reproductiva están diseñados para la mujer. Hasta ahora, la fisiología masculina ha sido menos estudiada y resulta complicado encontrar anticonceptivos hormonales para el hombre que igualen o mejoren la eficacia, la seguridad y la reversibilidad de los femeninos.

Desde la pubertad, los hombres son fértiles durante toda la vida mientras que la función reproductiva de la mujer solo dura unas décadas y está condicionada por el ciclo menstrual. Por ello no existen métodos anticonceptivos hormonales para los hombres.

Una noche loca, ¿qué hago ahora? Tras un coito de riesgo, lo primero que debemos hacer es valorar la posibilidad de un posible embarazo y/o ETS en función de las prácticas sexuales realizadas. Lo mejor siempre es acudir a profesionales sanitarios que puedan asesorar y valorar las medidas preventivas necesarias en cada caso.

Dra. María Jesús Alonso Llamazares
Médico de familia y Coordinadora del Centro
de Orientación Sexual para Jóvenes en Málaga

Anticoncepción y placer en las relaciones sexuales

¿El uso de anticonceptivos interfiere en la relación o el placer sexual? La creencia de que los métodos anticonceptivos, ya sean métodos de barrera, como el preservativo, hormonales, como la píldora o definitivos, como la vasectomía podrían afectar a la capacidad sexual, al deseo o a la consecución de placer/satisfacción sexual, disminuyendo o impidiendo el desarrollo normal de la relación sexual, es un mito muy extendido.

¿’Interrumpe’ el preservativo la relación sexual? Con respecto al preservativo, puede “interrumpir” la relación sexual debido a la preparación previa que conlleva colocarlo correctamente (siempre desde el inicio de la penetración y controlando la retirada posterior precoz para que no se quede dentro). No obstante, esta “pequeña pérdida de espontaneidad” puede convertirse en algo estimulante y positivo si la pareja lo une al erotismo, la fantasía y el juego sexual.

¿Puede el uso de anticonceptivos influir en la relación sexual? La píldora no influye, a pesar de la creencia generalizada en sentido contrario, ni disminuye la libido, pero sí puede conllevar una serie de molestias ligeras como sequedad o dolor, lo que puede repercutir en la relación sexual. Ante cualquier tipo de alteración, se recomienda acudir al profesional, que puede sugerir las posibles soluciones. Existe una amplia bibliografía y consensos de expertos que descartan el influjo negativo de la anticoncepción hormonal, en general, en el desarrollo de la sexualidad, actividad humana muy compleja que no se ve afectada por un factor aislado.

En el caso de la vasectomía, los expertos señalan que su uso no interfiere ni influye de ninguna manera negativa, ya que la cirugía no afecta ni a la erección ni a la eyaculación.

En general, reducir la preocupación de un embarazo no planificado supone que la relación sexual mejore.

¿Otras formas no coitales de placer que no requieren anticoncepción? La idea de penetración relacionada con la satisfacción sexual es muy antigua. A pesar de todos los intentos de explicar que la penetración es solo una parte de la relación sexual pero no la única, se sigue asociando con la culminación de la relación sexual.

Esta forma de pensar, arraigada tanto en los jóvenes como en los adultos, viene precedida por el déficit de educación general que existe en España relacionada con la sexualidad.

Es necesario informar sobre otras formas de placer no coitales que pueden ser igual de placenteras y que además no son arriesgadas. Algunas de estas son: caricias, besos, masajes, habilidades en autoconocimiento; en definitiva todo aquello que convierta la relación sexual en algo más humano y enriquecedor para los dos miembros, sean del sexo que sean, evitando que se convierta en un acto mecánico.

Dr. Ezequiel Pérez Campos
Jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia
del Hospital de Requena (Valencia) y Patrono
de la Fundación Española de Contracepción

Confianza en la pareja

¿El cumplimiento en anticoncepción es solo para ella? Conocemos estudios que muestran que el apoyo a la mujer incrementa el cumplimiento y disminuye el riesgo de abandono del método anticonceptivo, especialmente si se ha decidido utilizar un método femenino como la píldora o el anillo vaginal.

El uso del preservativo también exige un cumplimiento. Su uso inconsistente suele estar más ligado a su no uso que a su mal uso. Los errores más habituales que se suelen cometer son no utilizarlo en todas las relaciones sexuales, no utilizarlo desde el inicio de la relación lo que supone un riesgo de embarazo no planificado y no sujetarlo en la retirada por lo que
puede quedar retenido.

En cualquier caso, la confianza y el compromiso en su utilización son pilares básicos, especialmente cuando el método escogido requiere la participación activa de los dos miembros.

¿Por qué es importante saber cómo funcionan los métodos anticonceptivos? Es importante porque las consecuencias de su no uso o mal uso son las mismas tanto para hombres como para mujeres.

En cuanto a:

  • La anticoncepción regular o habitual: lo mejor es acudir juntos a la consulta para que el ginecólogo os ayude a escoger el mejor método de entre todos los disponibles y os explique cómo y cuándo utilizarlos.
  • La anticoncepción de urgencia: hoy en día la inmensa mayoría de la población española, incluidos los hombres, la conocen, sin embargo aún existen mitos que pueden afectar o evitar su utilización. Para resolver dudas se puede recurrir a la página web www.pildoradeldiadespues.es, al farmacéutico o a otros profesionales sanitarios.

Dr. Iñaki Lete
Jefe de Servicio de la Unidad de Gestión Clínica de
Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Araba (Vitoria) y
Profesor de Obstetricia y Ginecología en la Universidad del País Vasco

El método anticonceptivo más adecuado para cada relación

¿Sabemos los españoles utilizar los métodos anticonceptivos? Actualmente, muchos embarazos no planificados están asociados a un uso inadecuado o inconsistente de los métodos anticonceptivos. Por ello, se cree que aún existe un gran desconocimiento en la población sobre su uso correcto. El profesional sanitario es el que mejor puede aconsejar en anticoncepción a hombres y mujeres.

¿Qué significa cumplimiento en los métodos anticonceptivos? Todos los métodos anticonceptivos suponen una responsabilidad para quienes los usan y de cierto control por los profesionales sanitarios.

El cumplimiento depende del tipo de método utilizado, los cuales pueden ser clasificados en:

  1. Dependientes del usuario/pareja: la duración de su efecto es corto o medio plazo. Algunas condiciones específicas que implican son:
    • Preservativo: utilización desde el inicio de la relación y retirada correcta.
    • Píldora: lo más habitual es que se produzcan olvidos en la toma, por lo que se suelen facilitar consejos como la toma a la misma hora o con alguna comida.
    • Anillo vaginal: cumplir los periodos de colocación y retirada.
    • Parche: cuidado en caso de despegue total o parcial y con los tiempos de cambio de parche.
  2. No dependientes del usuario/pareja: son de larga duración, hablamos del DIU o los métodos definitivos (vasectomía y ligadura de trompas). El control en estos casos se llevará a cabo según necesidad o revisión anual.

Ambos miembros de la pareja deben estar implicados en el cumplimiento, independientemente de si se utilizan métodos “femeninos” o “masculinos”.

¿Cuáles son las principales ventajas e inconvenientes sobre el uso de métodos anticonceptivos? Evitar un embarazo no planificado no es el único beneficio de los métodos anticonceptivos. También influyen en otros aspectos de nuestra salud, por ejemplo:

  • El preservativo previene las ETS.
  • La píldora regula el período y la disminución del dolor menstrual, y podría tener un papel en la prevención del cáncer de endometrio y de ovario.
  • Dispositivos como el DIU previenen el cáncer de endometrio y de cuello de útero.
  • La ligadura de trompas previene el cáncer de ovario.

Por otra parte, algunos de los “inconvenientes” que conllevan son:

  • Preservativo: colocación desde el inicio de la relación sexual, posible rotura o retención del mismo.
  • Métodos hormonales (píldora y anillo): posible aparición de efectos secundarios y riesgo de trombosis.
  • DIU: debe ser colocado por el especialista, posibilidad de fallo o complicación en la inserción del mismo.
  • Métodos definitivos: posibilidad de complicaciones quirúrgicas.

Muchas de estas desventajas son prevenibles tanto por quienes los utiliza como por el profesional sanitario y no tienen por qué ocurrir.

La conclusión final siempre debe ser que los beneficios que aportan los anticonceptivos en planificación familiar son mayores que los trastornos que puedan ocasionar. Como medicamentos que son, los anticonceptivos pasan estrictos controles de seguridad y eficacia.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de cambiar de método anticonceptivo habitual? A la hora de cambiar de método anticonceptivo se debe tener en cuenta la edad, el momento en el que se quiere ser padres (corto o medio plazo) y el tipo de pareja, esporádica o estable. Aunque también hay que tener en cuenta las circunstancias personales y el estilo de vida de cada pareja.

El cambio de método anticonceptivo también puede deberse a la aparición de efectos secundarios, antecedentes médicos personales o familiares, accidentes de uso con algún método anticonceptivo, la percepción de mayor seguridad de algunos métodos o al estilo de vida.

La decisión final de este cambio corresponde únicamente a la pareja ya que solo ellos saben cuál puede adaptarse mejor a sus necesidades. El profesional sanitario puede proporcionar información de todas las opciones disponibles y en algunos casos puede contraindicar el uso de algún método específico basándose en la historia médica.

¿Es necesario un seguimiento y control por parte de especialista? Todos los métodos anticonceptivos requieren de un control por parte de los profesionales sanitarios, pero estos suelen ser mínimos. El seguimiento dependerá del estilo de vida de la pareja. En general, se aconseja acudir al ginecólogo al menos una vez al año o siempre que se necesite o se tenga cualquier tipo de duda.

Dr. Rafael Sánchez Borrego
Director Médico DIATROS,
Clínica de Atención a la Mujer. Barcelona

Una segunda oportunidad, la píldora del día después

¿Por qué es importante que sepa actuar ante “accidentes” o fallos en la anticoncepción habitual? Si ocurre un embarazo no planificado, las posibles consecuencias son para ambos miembros de la pareja, incluso la decisión de someterse a una interrupción del embarazo.

¿Cuándo nos puede fallar el anticonceptivo? Depende del anticonceptivo usado:

  1. Preservativo: no usarlo, colocarlo incorrectamente, rotura, si se sale durante la relación sexual o queda retenido, o si no ha sido colocado antes de cualquier contacto del pene con la vagina.
  2. Píldora: olvidarse de tomar dos pastillas consecutivas; interacciones con otros fármacos que pueda afectar a su efecto; vómitos/diarrea posteriores a la toma.
  3. Parche: olvidarse de quitarlo/ponerlo; interacciones con otros fármacos que pueda afectar a su efecto.
  4. Anillo: olvidarse de quitarlo/ponerlo, interacciones con otros fármacos que puedan afectar a su eficacia.
  5. Métodos de larga duración (implante, DIU): exceder los plazos indicados para su uso.

¿Cómo se debe conservar correctamente un preservativo? Debe conservarse de manera que no esté expuesto al calor y en un lugar en el que el envase esté protegido. Ante cualquier duda de que no esté en perfectas condiciones (envoltorio en mal estado, preservativo seco, que haya excedido su fecha de caducidad, etc.) se recomienda no arriesgarse y sustituirlo por otro.

¿La píldora del día después es efectiva? En la actualidad, encontramos dos píldoras del día después en las farmacias:

  • Acetato de ulipristal (ellaOne®): es la única píldora del día después que ha demostrado una mayor eficacia en los días de máximo riesgo de embarazo, los próximos a la ovulación. Retrasa/inhibe la ovulación durante un período de 5 días, tiempo que corresponde al número de días que los espermatozoides pueden llegar a vivir en el aparato genital femenino después del acto sexual desprotegido.
  • Levonorgestrel (Norlevo®, Postinor® y genéricos): retrasan/inhibe la ovulación durante un periodo de 3 días. En general, su acción dura un periodo de tiempo más corto, menor que el número de días que los espermatozoides pueden llegar a vivir en el aparato genital femenino después del acto sexual desprotegido.

¿Dónde se puede obtener las dos píldoras del día después? Ambas píldoras del día después están disponibles en la farmacia sin necesidad de receta médica.

¿Cuándo y cómo sé si ha funcionado? Si el periodo se retrasa más de 7 días, es más escaso o más abundante de lo habitual, o si experimenta síntomas como dolor abdominal (de estómago), dolor de mamas, vómitos o náuseas, la mujer podría estar embarazada y debe hacerse una prueba de embarazo de inmediato.

Para resolver dudas se puede recurrir a la página web www.pildoradeldiadespues.es y/o bien a tu farmacéutico de confianza o a otros profesionales sanitarios.

¿La píldora puede dañar la salud de mi pareja? No. Las píldoras del día después son fármacos muy seguros. Todas las mujeres pueden tomarla con independencia de su estado de salud aunque existen algunas excepciones muy concretas. En caso de duda en este sentido, hay que contactar con el médico.

¿Qué me va a preguntar el farmacéutico si necesitamos la píldora del día después? El farmacéutico hará las cuestiones oportunas para comprender si es necesario tomar la pildora del día después. Es habitual que pregunte cuánto tiempo ha transcurrido desde la relación sexual sin protección o fallo del anticonceptivo habitual y en qué momento del ciclo se encuentra la mujer. La anticoncepción de urgencia se debe tomar con independencia de la fase del ciclo menstrual y lo antes posible para que sea más eficaz.

La píldora del día después, ¿es abortiva y es una «bomba hormonal»? La píldora del día después no es abortiva. Funciona retrasando o inhibiendo la ovulación, esto quiere decir que los esparmatozoides que están esperando en las trompas de Falopio no podrán encontrarse con un óvulo y fecundarlo. Si la mujer ya está embarazada en el momento en el que se la toma, no va a interrumpir el embarazo ni dañar al embrión en desarrollo.

La idea de que es una bomba hormonal es otro de los mitos más habituales en torno a su uso. Todos los estudios apuntan a la seguridad de la píldora del día después tanto si hablamos de acetato de ulipristal como de levonorgestrel. Si hubiera alguna posibilidad de riesgo no serían de libre disposición en la farmacia. Su efecto sobre la ovulación se limita al periodo en el que se utiliza y no tiene consecuencias en el futuro por lo que puede y debe tomarse siempre que sea necesaria.

¿Cómo debemos ver la situación desde el punto de vista emocional? El uso de la píldora del día después puede estar asociado a situaciones de gran estrés, miedo, incertidumbre, etc. en los dos miembros de la pareja, que puede incluso llegar a repercutir en su relación. Ante este trance, se aconseja acudir a los farmacéuticos para tomar la píldora del día después lo antes posible, disipar dudas y reducir la posibilidad de un embarazo no deseado.

Su toma debe verse siempre como un acto de responsabilidad en la prevención de embarazos no deseados y nunca como una forma de promover la promiscuidad y las prácticas sexuales de riesgo. Si se necesita de forma repetida, se aconseja consultar a un médico para pautar un método regular.

¿Qué hacer para volver a la anticoncepción habitual después de un «accidente»? La anticoncepción de emergencia, tanto acetato de ulipristal como levenorgestrel, pueden reducir temporalmente la efectividad de los anticonceptivos hormonales habituales, como píldoras o parches. Si actualmente la mujer está utilizando anticonceptivos hormonales, debe seguir utilizándolos de la manera habitual después de tomar anticoncepción de emergencia, pero debe asegurarsede utilizar preservativos siempre que mantenga relaciones sexuales hasta su siguiente periodo.

Dra. Teresa Bombas
Especialista en Ginecología y Obstetricia
Presidenta de la Sociedad Portuguesa de Contracepción (SPDC)

Consejos dirigidos a hombres para una vida sexual sana

  1. Entender los métodos anticonceptivos como una protección y no como una obligación frente a embarazos no planificados y ETS. Son mayores los beneficios que los “inconvenientes” que suponen.
  2. Recordar que el riesgo de embarazo y/o contagio no está en las personas con las que tienes relaciones, sino en las prácticas que realizas con ellas.
  3. El cargo de conciencia y/o el arrepentimiento que muchas veces van ligados al contagio de ETS o un embarazo no planificado no benefician en nada, tan solo deberían servir para aprender y para evitar que se repitan en el futuro.
  4. Utilizar sin miedo y las veces que sean necesarias los métodos de anticoncepción de urgencia, pero siempre sin llegar al abuso ya que para eso existe la anticoncepción regular que ofrece una mayor eficacia anticonceptiva.
  5. Es esencial elegir el método anticonceptivo que mejor se ajuste a tu/vuestro estilo de vida para que os resulte más fácil su cumplimiento.
  1. Los problemas de salud sexual pueden tratarse como cualquier otro. Existen médicos y especialistas que pueden ayudarte, consúltalos.
  2. Cuida tus fuentes de información, asegúrate de que sean válidas, seguras y actualizadas sobre todo si provienen de internet.
  3. Participar e implicarte en la anticoncepción es fundamental para tener control sobre tu vida sexual y tu futuro. La anticoncepción y la vida sexual sana son términos dependientes uno del otro.
  4. Llevar un estilo saludable puede mejorar tu vida sexual (alimentación sana, ejercicio diario y descanso). Además, recuerda que el consumo de sustancias y alcohol pueden llevar a la realización de prácticas arriesgadas.
Descarga Guía masculina de la anticoncepción

Hazte con la Guía Masculina de la Anticoncepción en PDF

Descarga el PDF

Experiencias

Échale un vistazo a nuestra sección de testimonios.

Ir

Sobre la Píldora

Aprende sobre la anticoncepción de urgencia.

Ir

Falsos mitos

Repasamos varios mitos frecuentes sobre la píldora del día después.

Ir

En nuestro blog contamos historias sobre la anticoncepción, el amor, el sexo y lifestyle… Un enfoque diferente a lo que siempre te han contado, desde un punto de vista femenino, cercano y sin tapujos. Descubre, comparte y disfruta nuestro blog.