Placeres descalzos

Mantén tu piel hidratada siempre

El verano ya se ha ido y nuestra piel está resentida, claro, después de la exposición al sol y esos baños en la piscina que contiene tanto cloro, se nos resecan hasta las uñas. Ahora llega el invierno y con él los cambios bruscos de temperatura y el viento frío que hasta llega a provocar cortes en la piel. Por eso mantener tu piel hidratada debe ser siempre una prioridad.

Seguro que tú tampoco quieres acabar como una pasa dentro de 30 años, así que ¡a hidratar tu piel desde YA!

Mantén tu piel hidratada desde fuera

 
Tenemos infinidad de cremas en el mercado y seguro que tardas por lo menos 10 minutos en elegir la que mejor se asemeje a tu piel… así que, para que no busques más, hoy te presento el aceite de coco. Lo puedes utilizar tengas el tipo de piel que tengas, seguro que lo conoces o has oído hablar de lo maravilloso que es pero, por si acaso, te lo introduzco rápidamente:

El aceite de coco contiene una alta cantidad de ácidos grasos de cadena media, los cuales tienen muchos beneficios en nuestra salud. Entre estos beneficios encontramos que éste hidrata la piel y hasta protege el cabello del deterioro. También tiene propiedades medicinales, acelera el metabolismo, mata bacterias, virus y hongos… pero ya os contaré más detenidamente todos los beneficios del aceite de coco, que si no me voy por las ramas.

Piel hidratada

Mantener tu piel hidratada desde dentro

 
Ahora ya sabes que lo principal para tener la piel hidratada es ponerse mucha cremita pero, ¿tienes en cuenta la alimentación?

No siempre tenemos éste factor en cuenta y es muy importante para mantener nuestra piel sana.

El exceso de carne roja (la cuál puede acelerar el envejecimiento de la piel) o alimentos procesados pueden afectar a que tu piel esté seca. Seguro que has escuchado la expresión somos los que comemos, y tiene toda la razón.

Cuando consumimos alimentos ricos en agua, como las frutas y verduras, estamos ayudando a nuestra piel a mantener un cierto nivel de humedad. Pero esto es lo típico, ¿verdad?

  1. ¿Has escuchado hablar de los carotenoides alguna vez? Al ingerir alimentos ricos en este compuesto orgánico, la mucosa de nuestro intestino delgado lo transforma en vitamina A. Este componente ayuda a restaurar las zonas de la piel que tenemos dañadas y lo podemos encontrar en vegetales con un color verde oscuro como las espinacas o algas, también en hortalizas o frutas de colores amarillo y naranja como las zanahorias, la papaya, el pimiento amarillo o la calabaza. Además, este compuesto es el que les da color a todos estos alimentos.
  2. También tenemos los alimentos ricos en Omega 3 como el pescado, que ayuda a que nuestra piel sea menos sensible a los rayos de sol, o el aguacate (como ya vimos en el post de la receta veraniega para impresionar), que contiene, además, vitaminas A, C, D, K y del grupo B, magnesio, ácido fólico, potasio y es muy rico en fibra.
  3. Los alimentos ricos en azufre como los huevos, los espárragos y la cebolla, promueven que la piel rejuvenezca y se mantenga hidratada, suave y flexible.
  4. Los alimentos ricos en zinc ayudan a reparar las descamaciones de la piel muy seca y ese picor insoportable. Uno de los alimentos más ricos en zinc son las semillas de calabaza que también se componen de fósforo, cobre, potasio, hierro y magnesio.
  5. También tenemos los antioxidantes. Los podemos encontrar en las moras y los arándanos, que mantienen nuestra piel radiante.

 

¡Espero que te sirva de ayuda y que, sobre todo, lo pongas en práctica para evitar dañar tu amada piel este invierno!



¿Qué te ha pasado?

Resuelve tus dudas consultando este apartado.

Ir

Experiencias

Échale un vistazo a nuestra sección de testimonios.

Ir

Sobre la Píldora

Encuentra más información sobre la anticoncepción de urgencia.

Ir