Placeres descalzos

10 consejos para esquiar por primera vez

Aunque esquiar no es un deporte súper complicado de aprender, hay que llevar cuidado de no caerse y partirse una pierna. Lo mejor es empezar con calma y hacerse a los esquíes y a andar con ellos por la nieve para coger soltura y no sentirse como un pato

Es muy normal que te caigas las primeras veces que practicas el deporte blanco. Por eso, si estás empezando te recomiendo las pistas más fáciles, las verdes o ‘baby’. Estas pistas no tienen casi pendiente y son perfectas para aprender. Además, es importante que contrates a alguien que te dé clases por lo menos el primer día ⛷

Dicho esto, si tienes ganas y motivación por ser la reina de la pista, sigue estos consejos y verás qué bien lo pasas:

1. Disfruta

Es la base de todo. No será fácil, sobre todo al principio, pero poco a poco lo conseguirás. Los esquís y los remontes pueden llevarte a algunos de los sitios con las vistas más impresionantes del mundo. Practica sin agobiarte.

2. Contrata un profesor

Para ahorrarte dolores de rodillas innecesarios, caídas y sustos, empieza con un curso el primer día. Te enseñará a poner el peso delante para no desequilibrarte, movimientos clave como la cuña y te animará a seguir cuando te caigas.

3. La cuña mágica

El movimiento más útil en el mundo del esquí. Te hace frenar y lo utilizarás mucho al principio. Si lo haces bien te ahorrará muchas caídas.

4. Respeta las normas de seguridad

La principal es mirar hacia delante y evitar a la gente que esquía por delante de ti. Hay más normas, apréndetelas antes de calzarte los esquíes.

5. No tengas prisa por cambiar de color

Esquiar por encima de tus posibilidades es un error muy grande. Es mejor acostumbrarse a una pendiente hasta sentirse cómoda en ella, que lanzarse por una más pronunciada porque crees que en la pista verde solo hay niños pequeños.

6. Ojo con el hielo

Cuando hace mal tiempo se crean placas de hielo en las pistas. Son complicadas de detectar cuando eres principiante y estás bajando y resbalan bastante. No te pongas nerviosa y acuérdate de hacer la cuña si necesitas frenar rápido.

7. Cuidado con el sol

Parece que no, pero quema mucho en lo alto de la montaña y su reflejo en la nieve puede producirte quemaduras en la piel. Ponte crema solar para estar protegida.

8. Siempre está el suelo

Puede que no sea tu primera opción, pero si ves que vas a salir por los aires es una forma efectiva de frenar. Mejor el suelo que salirse de una pista

9. Telesilla y arrastre

Recuerda que la barra del telesilla hay que bajarla manualmente y que si te caes del arrastre tienes que apartarte a un lado. Alguien dará el aviso para que lo paren, pero si no llega a tiempo te vas a comer los esquíes de quien venga detrás de ti.

10. Viva el ‘après-ski’

Si crees que las estaciones de esquí son aburridas, te van a sorprender mucho. Hay bares, restaurantes, discotecas y mil actividades, para el día y la noche.

Ya estás más que preparada para superar con nota tu primer día en la nieve. Cuéntanos cuando vuelvas de tu viaje lo bien que te lo has pasado



¿Qué te ha pasado?

Resuelve tus dudas consultando este apartado.

Ir

Experiencias

Échale un vistazo a nuestra sección de testimonios.

Ir

Sobre la Píldora

Encuentra más información sobre la anticoncepción de urgencia.

Ir