Placeres descalzos

Distintos métodos anticonceptivos para mujeres con necesidades diferentes

A cada persona le va bien cosas distintas, y en temas anticoncepción sucede exactamente lo mismo. Por ello, existen distintos métodos anticonceptivos para mujeres diferentes.

Los métodos anticonceptivos existentes, son muy variados, y el método que a una mujer le va de maravilla, a otra puede no gustarle. Por cierto, que la mayoría de los métodos anticonceptivos sean femeninos me parece injusto, porque cuando una mujer se queda embarazada es algo que incumbe a dos personas, así que la prevención debería de enfocarse también desde las dos partes implicadas.

Sin ir más lejos, yo misma he utilizado varios de ellos por distintas razones. Durante muchos años he utilizado las pastillas anticonceptivas porque mi menstruación era muy irregular, unos meses me venía dos veces y el sangrado podía durar hasta 10 días y en otras ocasiones no la volvía a tener hasta 40 días después.

Todo esto tenía una razón de ser, claro, mi ginecóloga me diagnosticó ovarios poliquísticos. Con esta anomalía, lo normal es tener las reglas muy irregulares así que me recomendó usar pastillas anticonceptivas. Además de las pastillas, cuando he tenido pareja y teníamos relaciones, las he complementado con preservativos masculinos.

A día de hoy, con más de 30 años y problemas de circulación por herencia genética, una amiga farmacéutica, me dijo que no era bueno seguir tomándola en mi caso. Así que, en mi última revisión ginecológica lo comenté y desde entonces sólo utilizo preservativos masculinos cuando tengo relaciones con mi novio, y de momento, mi menstruación sigue regular como un reloj suizo.

Pero en el caso de varias amigas, que habían probado a utilizar la píldora anticonceptiva sin mucho éxito, por olvidarse de tomarla algún que otro día, la historia ha sido distinta.

Mi amiga Cristina utilizó durante años la misma pastilla anticonceptiva que yo tomaba, compartíamos ginecóloga y nos recomendó la misma marca. Pero muchas veces se olvidaba tomársela, así que le venía la menstruación antes de los esperado en muchos de sus ciclos. Cuando salió el anillo vaginal, hace ya muchos años, comenzó a usarlo, y le resultaba mucho más cómodo, porque ya no tenía que acordarse cada día de tomarse la pastilla. Para Cristina fue un antes y un después, tenía el periodo de forma regular y estaba encantada.

Otro caso es el de mi amiga Almudena. Ella tiene el síndrome del intestino irritable, y este problema de salud, era incompatible con tomar la pastilla anticonceptiva, ya que a veces la expulsaba y ésta perdía su efectividad. Estuvo probando el anillo vaginal pero no se sentía cómoda con su colocación y extracción y prefería otro método. Así que probó los parches, que no interfieren con su problema de salud y desde entonces no ha vuelto a cambiar de método.

Yo entiendo muy bien a mis amigas, porque cada vez que se me olvidaba tomar un día la pastilla anticonceptiva, se me desregulaba el periodo y podía adelantarse o retrasarse y era un lío. Además, en el caso de Almudena esto pasaba por motivos ajenos a sus olvidos, pero bueno, en mi caso, no sucedía muy a menudo. Siempre he sido de ponerme alarmas en el móvil, así que me las podía tomar siempre sin mucho problema.

Como podéis ver, a cada mujer nos funcionan mejor unos u otros métodos por muy diversas razones. Bienvenida sea la variedad que tenemos a nuestra disposición y los especialistas médicos que nos recomiendan los que mejor se pueden adaptar a nuestras necesidades.

Si tenéis alguna historia que contarnos acerca del método que mejor os funciona a vosotras, no dudéis en escribirnos en nuestras redes sociales.



¿Qué te ha pasado?

Resuelve tus dudas consultando este apartado.

Ir

Experiencias

Échale un vistazo a nuestra sección de testimonios.

Ir

Sobre la Píldora

Encuentra más información sobre la anticoncepción de urgencia.

Ir