Placeres descalzos

Del amor al odio en un viaje

Cuando te vas de viaje con tu pareja, puede que tengas el viaje más bonito de vuestra vida o una sucesión de peleas, una detrás de otra hasta, el infinito y más allá.

Seguro que lo que quieres es que tu viaje sea una maravilla y que lo paséis genial juntos, y hasta cierto punto se puede controlar que así sea. 👌

En este post vamos a darte las claves que te ayuden a olvidarte de los roces más comunes de los viajes y en su lugar disfrutar al máximo de una experiencia inolvidable que siempre recordaréis. Que para eso son los viajes y las vacaciones, ¿no?

Consejos sabios para vivir unas vacaciones libres de discusiones:

– Antes de empezar un viaje ya podéis empezar a disfrutarlo, mientras lo vais planeando, así el disfrute se prolonga. Ilusionaos mucho con la preparación y preparad la lista de actividades que os gustaría hacer a los dos.

– Lo que no vale es hacer, todo el rato, planes que le gustan sólo a uno de los dos. Hay que crear un mix de actividades que os motiven a ambos, seguro que además descubriréis cosas nuevas que os gusten y podáis compartir con vuestra pareja.

– Intentad que haya muchos momentos de calidad y centraos en saborearlos. Una cena especial, una ruta por la montaña, conectar con tu pareja en estos momentos de relax y disfrute será algo para el recuerdo. 💑

– Estaréis de acuerdo en que para estar más felices que unas perdices es preferible evitar hablar de los temas que os generen tensión. Eso sí, sin olvidar que la comunicación es muy importante para que no surjan nuevos problemas.

– Si por cualquier razón termináis peleando, tampoco es malo separaros unas horas y hacer lo que os apetezca, a lo mejor tú quieres aprovechar para entrar a ver un museo que te encanta y no quieres perderte por nada del mundo y él irse de compras para llevar recuerdos a la familia. Pues separaos y haced lo que cada uno necesite, luego os juntáis y así tenéis más temas de qué hablar, además de estar los dos satisfechos con la actividad en la que habéis empleado el tiempo.

– Cuando las cosas no salen como esperábamos surge la frustración. Si se trunca un plan que a alguno de los dos os hacía mucha ilusión, hay que tener especial cuidado, porque esa sensación puede suponer dejar de disfrutar del resto de planes que ilusionaban un poco menos. Tener una actitud positiva y ser sensibles el uno con el otro en estos momentos salvará la situación y hará que crezca la unión entre vosotros.

– Recordad todos los buenos momentos que habéis acumulado durante el viaje; el dinero que mejor gastado está es en este tipo de experiencias porque los recuerdos duran para siempre y sobre todo si los recordáis en pareja.

– Después de volver del viaje hay que seguir mimando la relación, no perdáis las ganas ni el foco, que las relaciones requieren de trabajo continuo para que funcionen bien y nos hagan sentir bien.

Después de un viaje malo, no te desesperes porque hay otras señales que pueden indicar si tenéis futuro juntos.



¿Qué te ha pasado?

Resuelve tus dudas consultando este apartado.

Ir

Experiencias

Échale un vistazo a nuestra sección de testimonios.

Ir

Sobre la Píldora

Encuentra más información sobre la anticoncepción de urgencia.

Ir